Colombia – El país que vivo.

29 06 2016

Colombia, el país que vivo, como cualquier otro país subdesarrollado los gobiernos  tienen retos importantes para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, hacer cumplir normas y la ley para que las oportunidades lleguen a todos. Por qué digo que los países en subdesarrollo tienen estos retos?, pues es que los otros países, los en vías en desarrollo o los desarrollados esto ya no constituye un reto, esto ya hace parte normal de su dia dia.

Pero no sólo es responsabilidad del gobierno hacer posible que esto pase, las personas hacen que se conforme una nación, con ideales, con características culturales, con criterios para decidir entre lo correcto y lo incorrecto, las personas son las que al final, permiten legitimar a los gobiernos y darle el poder que deben de tener para que garanticen los derechos de las personas.

Colombia, mi país, es un país riquísimo en biodiversidad, cultura, recursos naturales, personas de bien, con pocas instituciones inclusivas, que velen por el bien común, puesto que los ciudadanos, nosotros, a través de la historia hemos permitido que personas de diferentes competencias y capacidades tomen el poder del gobierno para el servicio de sus propios intereses. Algunos han tenido el interés de enriquecerse ellos, otros por el contrario han tomado el gobierno para reflejar de manera autoritaria un a cultura del buen comportamiento, otros han usando su posición para recibir reconocimientos para mejorar su ego, en fin, cualquiera que sea la intención de tener el poder, las personas – los ciudadanos hemos sido los responsables de haberle dado la oportunidad.

Así como el poder de las personas es grande para darlo, debe ser grande para exigir, quitarlo o desconocerlo, eso hace grande a mi país.

Mi país, que en algún momento fue considerado como la revelación económica, un país que estaba encaminado a ser un país en vía del desarrollo, un país donde los problemas se solucionaban sin populismo o cuotas políticas, un país donde los medios de comunicación realmente informaban, un país donde las reglas eran justas para todos, dónde se reconocía el poder de la fuerza pública y se respetaba, dónde las normas eran acatadas, un país que tenía optimismo y deseos de salir adelante, un país que no se arrodillaba cuando tenía dificultades, dónde se a través de civismo y cumplimiento de las normas los extranjeros se veían motivados para invertir, un país que los líderes políticos no tenía que salir a amenazar a las personas  para vender sus ideas, un país libre en movilización por cualquier territorio, un país viable.

¿Que ha cambiado, para decir que mi país no lo es? La verdad es que no ha cambiado nada, fue un espejismo lo que teníamos antes, ahora estamos viviendo la realidad, lo que las personas, nosotros los ciudadanos hemos querido que pase, un país a manos de unos pocos, ejerciendo un poder amenazante, desbordado en abusos y favorecimientos, dónde la ley es para unos cuantos, un país que tiene agendas y discursos paralelos por parte de los gobernantes, un país que sólo ellos saben para dónde va, porque nosotros en mi país, los ciudadanos, no somos cercanos, no conocemos para dónde van las personas que nos gobiernan, no sabemos cual es la proyección y que se quiere de ciertas regiones, no conocemos definitivamente nada y no somos tenidos en cuenta para nada, es un país donde las personas sólamente son un capital político al momento de la búsqueda del poder pero una vez obtenidos, no somos parte de la ecuación del gobierno, simplemente somos desconocidos y pero también somos responsables.

 





La cultura del Subdesarrollo.

19 10 2015

He realizado una observación del mundo, de sus intereses, de los conflictos, de los inductores y motivadores de los procesos empresariales, de ver como escenarios de alta capacidad de generación de valor, no sólo económico – se desmoronan, se van y dejan atrás muchos problemas, muchas cosas que pudieron ser y que no fueron.

Se ven escenarios de apuestas institucionales a la creación de empleos, de empresas y por otro lado las empresas son estimuladas a generar valor de una manera que la calidad del empleo, del conocimiento, de la innovación sean realmente pobres, meramente para atender un los afanes de un indicador.

La economía por otro lado a largo plazo, desde el modelo más capitalista, no es sostenible. Puesto que los efectos de corrección de la productividad y de la capacidad de generación de valor, son adsorbidos por la carga impositiva, que en vez de estimular el crecimiento con empresas de altos niveles, lo que hace es incentivar a mantener y crear empresas de subsistencia y de auto-empleo.

¿Dónde están las nuevas empresas que tienen esa potencialidad de ayudar a crear y acumular riqueza para el país, que permitan creación de ambientes favorables para la innovación, la investigación y desarrollo, que agreguen valor a los productos agrícolas, que permitan desarrollar tecnologías de transporte y nos disminuyan los tiempos de desplazamiento a nuestros mercados, que permitan mejorar los estándares internacionales de consumo de energía y protección de los recursos naturales?

¿Dónde están esas grandes soluciones que a problemáticas de las sociedad desde la academia?, estamos sentados en nuestro conocimiento, con nuestros recursos naturales entregados a los que si están generando riqueza y nuestros modelos de crecimiento, nuestros modelos sociales y políticos, nuestros modelos de gestión del país, claramente diseñados para perpetuarnos en el subdesarrollo.

¿Que estamos haciendo para otra vez ser ese país, dónde la esperanza frente al cambio y el ser capaz de mejorar las condiciones de vida a todos los habitantes era el motor para hacer los cambios, que nos hacían ser reconocidos, admirados e que incentivó la creación de valor no solo de nacionales si no de extranjeros que creyeron que realmente si podíamos?

 

 





Coherencia en la cadena de suministro

16 10 2015

Es frecuente encontrar interés en las empresas por validar cómo son las relaciones con sus diferentes grupos de interés, por parte de las áreas de responsabilidad empresarial se realizan recomendaciones, salen iniciativas para tener mejor conocimiento de sobre la calidad de las relaciones, con clientes, proveedores, y demás grupos de interés.

Por lo general es una información que se pueden dar el lujo de tenerlas no todas las empresas y en su mayoría la gestión de esta información es administrada directamente y no es compartida a otras empresas bien sea por la particularidad de la misma o por problemas de confidencialidad o de legislación.

¿Pero que pasa con las empresas pequeñas?, que están la carrera de la atracción de clientes, ¿Que hacen ellas para poder conocer a sus clientes? ¿Cómo saben si sus clientes tienen prácticas que le permitan mejorar realmente sus negocios? ¿Cómo y a quién indagan sobre el comportamiento real de sus clientes en temas relevantes como los aspectos operacionales, reputacionales y de sostenibilidad? ¿Quién sabe de estos temas?

Es una de las preguntas que día a día se han las empresas pequeñas, que en muchos de los casos tienen que tomar decisiones de mercado, apostando su misma supervivencia al venderle a clientes sin saber si ellos son coherentes con el abastencimiento, si tienen la capacidad de pago, si no compromete la reputación al tenerlos cómo cliente o si en realidad es un cliente que valga la pena tener.

Aspectos Evaluación

 





Factores de Colaboración – Propios de cada cultura.

6 10 2015

Emular los resultados de otras latitudes, modelos que permitieron a través de la colaboración que otros países pudieran trabajar en resolver problemas internos, como el desempleo, el atraso tecnológico, la falta de opciones para los ciudadanos, la falta de competitividad y el mejoramiento en general de la calidad de vida, conducen simplemente a confirmar el mal camino y la facilidad con que se analizan los problemas locales en nuestros países.

Es necesario la creación y el fortalecimiento de incentivos, en varias publicaciones, se ha tocado el tema sobre que la economía funciona gracias a que existen incentivos para que se genere riqueza y que es necesario que cada día lleguen personas con capacidad de generación y multiplicación de la riqueza.

A mucho pesar de las corrientes sociales/económicas del nuevo siglo XXI que se ven en latinoamerica, las economías que se destacan por mejorar la calidad de vida de los ciudadanos son las que tienen claramente un modelo que incentiva la colaboración y el compartir el conocimiento para la generación de riqueza, entendiendo que la riqueza no solo es la capacidad de generar valor económico, si no también la capacidad de potenciar el conocimiento del colectivo para resolver problemas locales de la sociedad y trabajar para el mejoramiento de la calidad de vida a través de la seguridad, empleo y equidad, dónde todos los actores económicamente activos tienen que poner y disponer de sus excedentes para lograr que los actores menos favorecidos puedan igualmente generar riqueza.

La constante es la generación de riqueza, la colaboración y el conocimiento, el simple hecho de tener una medición para determinar los nuevos ricos y fomentar que estos a través de procesos productivos, ayuden a mejorar los indices de competitividad de los países, hace que se cambien los planos de pensamiento y las acciones de los ciudadanos.

Esto nunca será posible si desde el estado, no se generen procesos de transformación socioculturales y cambio de lenguaje y actitud frente a las personas que participan en la generación de la riqueza. Es común encontrar iniciativas de desarrollo particulares, con altos potenciales de generación de riqueza, apagados o bloqueados por discursos que van en contravía a la consolidación del principio económico del incentivo, haciendo que en vez de estos volverse un dinamizador económico, se conviertan en verdaderos impedimentos para la generación de procesos de colaboración y generación de riqueza.

 





Continuidad del conocimiento – Estrategia de Proveedores.

5 10 2015

El riesgo de la continuidad del conocimiento es una problemática real que viven nuestras organizaciones en general. Estos riesgos se materializan por la falta de entendimiento del riesgo o por el poco entendimiento sobre el verdadero valor del conocimiento.

El conocimiento esta soportado por las personas que trabajan en una organización y este conocimiento es adquirido por la exposición continua a un problemática a resolver, sin embargo estas personas no generan soluciones de una manera aislada. Ellos han construido una red/comunidad que en el tiempo han ayudado a apalancar este conocimiento como una ventaja para la persona y un diferenciador para la empresa.

En situaciones de materialización del riesgo, es dónde se comprende el verdadero valor del conocimiento que se perdió.

Frente a este tipo de situaciones, la consolidación de redes de colaboración con proveedores puede ser una alternativa menos costosa que la misma exposición al riesgo, por que permite así refrescar los conocimientos, validar a partir de ejercicios claros la valides de la información y en los mejores de los casos a través de talleres, los mismos proveedores permiten ayudar a generar y actualizar los conocimientos, diseminando la información sin que se llegue a concentrar.

La integración con los proveedores en procesos tales como la innovación y creación de nuevas oportunidades de negocio, permite la configuración de escenarios conversacionales que valen muy poco y que permiten con un proceso adecuado a formalizar el conocimiento y a crear una cultura de cambio dentro de las organizaciones.

 

 





El sentido innovador del Status Quo.

29 09 2015

Es una paradoja, a la que se enfrentan las sociedades subdesarrolladas, las cuales bajo un pensamiento estructurado y deliverado sus gobernantes realizan acciones para hundir aún más a sus gobernados en el Subdesarrollo.

Simplemente incentivando al caos y a la falta de instituciones inclusivas, dónde rápidamente generan escenarios que poco fomentan la iniciativa privada a través de la producción y crecimiento, a través de la generación de altos impuestos a la producción y a la riqueza.  Con este panorama, es fácil realizar interpretaciones sobre la motivación que llevan a bajar la confianza y a unos a mantener el Status Quo de los gobernantes.

En algunos momentos, se puede ver escenarios aislados de innovación que permiten potenciar las zona o regiones, los cuales a través de la inversión, el cambio de reglas y una adecuada gestión pueden poner en riesgo el Status Quo de los mismos que han generando estos escenarios. El trabajar pensando que es necesario focalizar los esfuerzos sobre la solución de las verdaderas necesidades locales y que estas apalanquen el verdadero desarrollo es el reto de los escenarios propicios para la innovación.

Creo que la innovación debe ser entendida y dirigida claramente a mejorar las condiciones de riqueza, a fomentar que exista muchos más incentivos para seguirla creando y no orientada a igualar, con elementos suntuarios a la población más necesitada y que a través de procesos de embellecimientos sean claramente excluidos de los procesos de creación de riqueza, que así fomentan la desigualdad aun más.





Cambio de paradigmas – Sistemas Económicos.

22 09 2015

Adaptarse al cambio, debe ser la constante – poder interpretar los cambios, asimilarlos y sacarle provecho para ser cada día mejor es un imperativo.  Es verdad que la evolución implica cambiar paradigmas y afrontar nuevos retos, ahora después de 15 años en el nuevo siglo, las reglas de juego han cambiado rápidamente y en algunos aspectos todavía no se han dejado al lado algunos conceptos que fueron ampliamente aceptados anteriormente.

Algunos conceptos han evolucionando o es posible que nuestro entendimiento frente a ellos sean diferentes. La pregunta inteligente está orientada a ver cuál de estos conceptos está ayudando verdaderamente a que las personas como individuos se desarrollen más. Sin pensar quién tiene la razón o de validar la conciencia para hacer un ejercicio humano de reconocer quién es el ganador o perdedor.

En los sistemas económicos donde se fundamenta en el libre desarrollo de los negocios a través de la transaccionabilidad de bienes y servicios, dónde la oferta y la demanda (lo que se considera mercado) son las que imponen las condiciones del precio permiten generar modelos que fomentan la desigualdad y que en ejercicios de varios movimientos hasta su estabilización habrá perdedores como ganadores, dónde se espera que los ganadores vuelvan a poner sus apuestas para fomentar y desarrollar el mercado y si se llevan estos movimientos del juego al infinito permiten el desarrollo, progreso y mejoramiento de vida de los diferentes actores que intervienen en el juego. Este modelo ampliamente aceptado en el siglo XX esta sufriendo un de un agotamiento, dado por que los ganadores no apostaron al desarrollo y esto generó aun más desigualdades que obligan a que cambiemos de paradigma.

Otros sistemas por el contrario, no son permisivos con las posibles desigualdades que se generan con el modelo anterior, tratando de generar opciones validadas y de igual peso para todos los actores, generando entre todos una falta de inductores al mejoramiento y es allí dónde vemos que las promesas de estos sistemas, lo que han generando es una igualación, cerrando las desigualdades pero empobreciendo a los jugadores.

Ahora el cambio está en la adopción de modelos económicos que en el pasado tuvieron un papel importante y que combinados  con el poder de las redes sociales, la tecnología y la globalización permitirán realizar intercambios en nuevos tipos de mercados, haciendo que los flujos de valor sean no solamente monetarios, si no como se ve ya en los primeros 15 años de este siglo, han influenciado temas sociales y culturales, ampliando a conceptos como son las comunidades globales, estos cambios son bienvenidos y lo que hay que trabajar es el reconocimiento que el cambio será beneficioso para entender como será los modelos económicos al futuro.

 








Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 934 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: